Foto: ANDINA/Carlos Lezama.

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y Promsex, socia de la abortista estadounidense Planned Parenthood (acusada de tráfico de órganos de bebés abortados y de encubrir violaciones sexuales) impulsarán la Escuela de Formación Política (Empodera), dirigida a líderes de las poblaciones LGTBI, lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales. O sea, el lobby gay

Sí, para eso usan nuestros impuestos.

Según el comunicado de prensa del JNE, “los interesados en inscribirse debe cumplir lo siguiente: tener entre 18 y 38 años, pertenecer a los grupos LGTBI, residir en cualquiera de las 25 regiones del país, ejercer liderazgo en organizaciones sociales y políticas, tener disposición para participar en grupos políticos y/o postular en los próximos comicios y comprometerse a cumplir todas las actividades presenciales y virtuales de Empodera”.

Es decir, con nuestros impuestos el JNE y Promsex quieren educar a los próximos Carlos Bruce y Alberto de Belaunde, congresistas homosexuales que promuevan la agenda gay.