Sin categoría

El Caso Mulanovich y otros

Queremos empezar este artículo disculpándonos con aquellas personas que se han sentido afectadas de alguna forma por nuestro post sobre el día de la madre. Nuestro objetivo es contribuir a la reflexión sobre la realidad de la familia y el matrimonio aportando con datos científicos. No es nuestro deseo incomodar a nadie. Hablamos sobre hechos que algunas personas han decidido hacerlos parte de la esfera pública, no sobre asuntos de quienes quieren mantenerlos en privado. Sobre este tema diremos algo más al final de este artículo.

Son muchos los casos de personas famosas como el de Sofía Mulanovich que nos llevan a examinar y exponer algunas realidades que se esconden deliberadamente tras un discurso bonito pero engañoso. Por eso nos animamos a escribir este pequeño artículo. No pocas veces hemos compartido en esta página lo que hay detrás en la acción política de grupos LGTBIQ y que los medios suelen promocionar cómo modelo de éxito, para vender la “normalidad” de la homosexualidad. Y más allá de posturas ideológicas, está el evidente y muy lucrativo negocio de la fertilidad asistida.  Hay víctimas invisibilizadas en todo esto, tanto niños por nacer como mujeres abusadas por este negocio y sobre esto trataremos en próximos posts.

Es conocido los distintos casos de parejas del mismo sexo que usan la Fertilización In Vitro (FIV) o el “vientre de alquiler” para lograr lo que naturalmente es imposible. Es un acto de egoísmo de nuestro tiempo, pues la idea de “tener un hijo es un derecho” conlleva el hecho de tratar a una persona (un hijo) como una cosa a conseguir o comprar. En la práctica, se vuelve más un capricho de gente quienes pueden pagar miles de dólares para obtener el “sueño del hijo”, al cual convierten en una mercancía por la cual se paga.

Tal es el caso por ejemplo de aquella pareja que demandó a la clínica de fertilización asistida por darle un hijo con síndrome de down, es decir, para ellos mercancía defectuosa. O la otra cuya queja era que le dieron más hijos de los que pidió y seguramente había estipulado en un contrato. O de tantas clínicas que explotan la vanidad de modelar a ese “hijo de sus sueños” mediante una selección previa las características del “padre” (donador de esperma) o de la “madre” (vientre de alquiler) en un catálogo muy parecido a los de un auto o un Smart phone donde uno escoge el modelo, el año y la marca.

Una ética sana resuelve la lógica pena de parejas infértiles con tratamientos para resolver la causa de la infertilidad. Y otra ética mejor la resuelve con la adopción de tantos niños que por diversas causas han perdido a sus padres.

Sobre la FIV quisiéramos citar el aporte de un seguidor:

“…hay que hablar fuerte y claro sobre todo lo que gira alrededor de la fertilización in vitro: el sucio negocio de las clínicas, la puerta abierta a la crianza de niños por parejas homosexuales, las graves ofensas a las que se somete al feto y la triste degradación a la que es sometida la pareja permitiendo el ingreso de un tercero en la generación de la vida”.

En este sentido quisiéramos citar el documento “La Fecundación In Vitro que contienealgunas reflexiones éticas sobre la Técnica de FIV de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra (España)

“Podemos afirmar que, desde el punto de vista del respeto a la vida humana naciente, las actuales técnicas de FIV con transferencia de embrión no respetan la vida del hombre recién concebido y son, por tanto, éticamente condenables”.

“El acto de los padres que genera hijos in vitro no tiene nada que ver con la entrega corporal mutua propia del amor esponsal. Puede que el resultado sea el mismo —un hijo—, pero la acción de los padres no es amarse, sino producir (mediante manipulación técnica de su sexualidad) el hijo que desean. Esa instrumentalización de la sexualidad con vistas a producir un hijo es criticada también por feministas por la instrumentalizan a la mujer para producir los hijos en los llamado maternidad de alquiler”.

“La técnica médica se orienta, como acabamos de decir, a curar, aliviar o consolar. Sin embargo, la FIV no se inserta en esta dinámica. Aunque la pareja que abandone la clínica de FIV con un hijo, sigue siendo tan estéril: no la han curado ni aliviado. En el resto de los casos, la técnica de la FIV debería seguirse del luto por todos los embriones fallecidos en el procedimiento técnico, cuestión muy lejana a un posible consuelo”.

Fuente: shorturl.at/eNW18

Sobre la Crianza de niños por parejas del mismo sexo citaremos el artículo de Trayce Hansen, Ph.D., Licensed Clinical Psychologistde: “5 razones por las que no conviene que los niños sean criados por parejas del mismo sexo

  1. “El amor materno y el amor paterno, aunque igualmente importantes, son diferentes y producen diferentes vínculos afectivos en los hijos”.
  2. “El niño a veces requiere más de la madre y otras más del padre”.
  3. “Tener padre y madre ayuda a los hijos a moderar las inclinaciones de su sexo”.
  4. “Las parejas del mismo sexo incrementarán la confusión sexual en los niños”.
  5. “Si la sociedad permite las uniones del mismo sexo, también tendrá que permitir otro tipo de uniones”.

Fuente: shorturl.at/gimq1 

Ejercemos nuestra libertad de expresión y respetamos la de otros. Y sabemos distinguir este uso de la libertad de expresión de gente con buena voluntad de trolles que ingresan a nuestra página o no seguidores que solo ingresan a insultar sin ninguna vocación de diálogo.

Asimismo, queremos exponer que nuestra intención jamás fue el de atacar u ofender a Sofía, eso lo tuvimos siempre bien en claro y lo expusimos siempre en muchos de los comentarios de nuestro seguidores y no seguidores. En mérito a algunos comentarios de nuestros seguidores a ese post creemos que bien podemos prescindir de él sin cambiar en nada el propósito de esta página, por lo que hemos decidido dejarlo por el momento, para que se entienda la razón de este artículo.

Finalmente queremos agradecer de todo corazón por el apoyo de nuestros seguidores, en especial por aquellos que se tomaron el tiempo de escribirnos preocupados por el sentido de este post y llamándonos a la reflexión. A todos ellos gracias, en especial a:

Nisel RoAl

Renato Sumaria Del Campo

Lizeth Chipana

Fabricio Wojtyla

Roberta Romero (mención especial)

Danna Fairbanks

Jose Luis Castañeda