La muerte de Eyvi Agreda a consecuencia de ser quemada con gasolina por un acosador conmocionó al país y este fin de semana el presidente Martín Vizcarra anunció la creación de una comisión de emergencia contra la violencia contra la mujer. Sería la tercera vez en poco más de 2 años que el ejecutivo organiza un grupo de funcionarios sobre el mismo tema.

El actual Ministro de Educación Daniel Alfaro y la ex Ministra de la Mujer Ana Jara ya han adelantado que la receta es el polémico “enfoque de género” con total desparpajo y sin ninguna vergüenza, como si las dos “comisiones” anteriores no hubieran fracasado rotundamente. El esquema siempre es el mismo: Un caso en los medios que provoca el rechazo general de la población, autoridades ineptas que optan por demagogia y promesas, y pasada la crisis solo hubo gasto público y el problema sigue empeorando.

Hace tan solo 7 meses la presidenta de la PCM y hoy vicepresidenta (aferrada al cargo) Mercedes Araoz, creaba la llamada “Comisión de Alto Nivel para Detener la Violencia contra la Mujer”. https://goo.gl/Ah5jJL

Esta vez fue la respuesta mediática del gobierno de PPK al caso de Micaela de Osma, aquella mujer que todos vimos arrastrada de los cabellos en la calle por su ex pareja Martín Camino.
La Comisión fue presidida por la misma Vicepresidenta Araoz que nombró a Ana María Choquehuanca como secretaria técnica quien ejercía como Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, junto a otro ministro ultra defensor del género, Salvador Del Solar.

En el 2016 también se creó una comisión multisectorial de alto nivel con el fin de poner en acción el “Sistema Nacional para la Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar”. https://goo.gl/Qig7Qs

En esa ocasión fue Cindy Arlette a quien vimos siendo agredida, arrastrada y humillada en un hotel por su expareja Adriano Poso quien se encontraba desnudo.

Este rimbombante “sistema” que supuestamente acabaría con estos crímenes fue integrado por los ministros de género Ana María Romero-Lozada quien ejercía como ministra de la Mujer y poblaciones vulnerables, la Ministra de Justicia y Derechos Humanos María Soledad Pérez Tello y el Ministro de Educación Jaime Saavedra Chanduví entre otros.

¿Y qué pasó con estas dos flamantes comisiones en las que funcionarios emplearon su tiempo con nuestros impuestos? ¿Cuáles fueron sus acciones y resultados? La infame agresión y posterior muerte de Eyvi Agreda es suficiente para afirmar que su “enfoque de género” no produjo nada significativo.

¿Por qué?

Porque estas comisiones no han entendido el problema de fondo de la violencia. No es un problema de identidades o preferenciales sexuales. La violencia es la agresión del fuerte contra el débil, del poderoso contra el indefenso. Una de sus formas es la violencia contra la mujer. Y el género o tiene nada que ver con eso. El género es el vale todo sexual LGTBIQWXYZ etc. que se contrabandea detrás de ese término.

Gobernar con ideología produce FRACASO. Cuando la ideología se posiciona, sólo ves lo que la ideología te permite ver y te da la solución prescrita en su visión irreal de la realidad. Y generalmente sus medicinas son peores que la enfermedad. Su resultado es que el enfermo empeora y empeora.

Estas comisiones solo han seguido las presiones de los lobbies de género que aprovechan el pánico para avanzar sus agendas. Por eso fracasaron y seguirán fracasando.
¿Qué es lo mejor que puede hacer el gobierno para que no vuelvan a suceder estos horribles casos? Es algo que habría que trabajar con mayor seriedad. Por ahora sólo queda claro que no es formar una tercera comisión con la misma receta ideológica.