En estos momentos en la 48 Asamblea General de la ONU celebrándose en Washington DC, la jefa de la misión de Perú en la OEA viene apoyando las mociones en favor de la resolución 458/18 de la OEA en favor del “matrimonio” entre personas del mismo sexo excediendo la competencia asignada a su cargo.

Corresponde a una funcionaria ante la OEA manifestar su posición de acuerdo a las leyes peruanas y no le está permitido manifestarse en contra de ellas. Es el Poder Legislativo, es decir el Congreso peruano, quien tiene la competencia de modificar el marco jurídico peruano y no una funcionaria que nos representa ante la OEA:

Como es de conocimiento público, las propuestas legislativas de legalizar figuras jurídicas equivalentes al matrimonio para personas del mismo sexo han sido rechazadas varias veces por el poder legislativo.