PPOklahoma

FBI investigará a abortistas de Planned Parenthood por tráfico de órganos de bebés

Han pasado más de dos años desde que el Centro para el Progreso Médico denunció con una serie de vídeos las acciones ilegales que la multinacional del aborto Planned Parenthood realizaba en sus centros al vender los restos de fetos a centros para la investigación científica.

Corazón, hígado, piernas,… todo un elenco a diferentes precios, eso sí, si lo conseguían en buenas condiciones. Fue un escándalo mayúsculo, aunque la prensa en Europa le hizo poco caso, en especial en España.

Sin embargo, más de dos años después, cuando su eco mediático apenas resuena ya y sus principales dirigentes ya empezaban a ver que se iban a ir de rositas, el FBI reconoce en una misiva que podría investigar al mayor abortorio de EEUU.

La participación de policía federal norteamericana se debe al Comité Judicial del Senado, que determinó que se debía investigar a este grupo a raíz de las publicaciones del activista provida David Daleiden.

“Podemos confirmar que se recibió sus referencias y se las envió a las oficinas pertinentes del FBI para su revisión y toma de decisión”

Pero hasta ahora los únicos actores que se han tomado en serio la presunta actividad criminal de la multinacional abortista han sido estados particulares y el Congreso y el Senado, que encargaron informes sobre los hechos.

La información que recopiló a finales de 2016 el Comité Judicial del Senado concluyó que el FBI debía investigar las acusaciones contra Planned Parenthood, y como tal el senador Chuck Grassley envió todos los datos a esta Policía, pero no ha sido hasta hace unos días que ha recibido la respuesta, informa LifeNews.

“Podemos confirmar que la División de Investigación Criminal (CID) de la Sede del FBI recibió sus referencias y las envió a las oficinas pertinentes del FBI para su revisión y toma de decisión de cualquier acción que se considere apropiada”.

Esta fue la respuesta del FBI, que aunque evasiva, abre la puerta a su intervención en un caso que puede cerrar definitivamente uno de los mayores escándalos en los últimos años en EEUU.

Fuente: Actuall

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *