Los gays y lesbianas norteamericanos podrán celebrar, si les place, el Orgullo Gay pero, al menos oficialmente, el Gobierno de Trump no considera a junio como “Mes del Orgullo LGBT”, a diferencia de lo que hizo Obama, adalid de la causa “rosa” durante su mandato en la Casa Blanca.

Aún así varias agencias federales celebran eventos y hacen declaraciones proLGTBI durante este mes, según ha informado LifeSiteNews.

Pero al lobby y a sus terminales mediáticas no les ha pasado desapercibido el distanciamiento de Trump respecto al festejo lgtb.

Washington Blade, un periódico de tendencia homosexual de la capital, informó de que Trump está “rompiendo con una tradición iniciada bajo la administración de Obama” al no emitir una declaración sobre el “orgullo gay”.

El mismo diario señala que Trump el último día de mayo emitió cinco proclamaciones independientes que reconocen junio como:

– la Herencia Caribeña-Americana, Música Afroamericana,

– Propiedad de Vivienda,

– De la gran aventura y el Mes Nacional del Océano.

– Y lo que está ausente de la lista es todo lo relacionado con el Orgullo Gay.

Obama, el presidente que impulsó la agenda LGTBI

Nada que ver con el obamismo. Su salida de la Casa Blanca fue una mala noticia para la comunidad LGTBI que encontró en el ya expresidente una fuente de financiación y una figura necesaria para lograr imponer su agenda en todo el mundo.

Durante el segundo mandato los privilegios de los transexuales y el lobby LGTBI se dispararon.

En universidades, colegios, empresas, y hasta el ámbito político. No hay sector donde Obama no les haya dado poder.

El antecesor de Trump llegó a crear en el Departamento de Estado el cargo de enviado especial para fomentar los derechos del colectivo LGTB. Además, nombró varios embajadores homosexuales, no por sus méritos diplomáticos, ya que muchos ni siquiera lo eran, sino por su condición sexual.

En el exterior el Ejecutivo de Obama presionó a países en vías de desarrollo y dio fuertes subvenciones a aquellas naciones que se plieguen a dicha ideología.

Sin embargo Trump en sus primeras 24 horas empezó a restar influencia al colectivo gay y eliminó de la web de la Casa Blanca el apartado dedicado al lobby LGTBI.

Fuente: Actuall.

Comentarios

comentarios