Con el lema #ConMisHijosNoTeMetas, miles marcharon el 27 de enero en Lima y otras ciudades de Perú contra el Currículo Nacional del Ministerio de Educación, que incorpora criterios de la ideología de género.

En Lima, la masiva manifestación bloqueó durante horas varias cuadras de la avenida Javier Prado, una de las arterias principales de la capital peruana.

rtyu

La campaña #ConMisHijosNoTeMetas es una respuesta ciudadana al currículo nacional promovido por el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski.

https://www.youtube.com/watch?v=mvBXNFXpmNs

En un reciente comunicado, los obispos peruanos han exigido al Ministerio de Educación retirar “aquellas nociones provenientes de la ideología de género”, por el bien de los menores y familias.

Para el bien de nuestros niños, adolescentes y las familias peruanas, hasta que se logre un consenso de acuerdo al Orden Constitucional establecido, urge la supresión en el nuevo Currículo Nacional de aquellas nociones provenientes de la ideología de género”, señaló la Conferencia Episcopal Peruana, en su documento del 23 de enero.

En distintos contenidos publicitarios y de redes sociales, el Ministerio de Educación ha defendido que “el Currículo Nacional no promueve ninguna ideología”, sino que se trata de un “enfoque de igualdad de género”. Este enfoque, aseguró el organismo del gobierno peruano en un comunicado, “promueve la igualdad y la no discriminación dentro y fuera de las escuelas”.

Sin embargo, en declaraciones a ACI Prensa a fines de 2016, Sergio Burga, de la Oficina para América Latina del Population Research Institute, dijo a ACI Prensa que “el nuevo Currículo Nacional de Educación Básica impuesto por el Ministerio de Educación introduce términos y parámetros propios de la ideología de género”.

Estos términos, advirtió Burga, han sido usados en otros países “para imprimir manuales donde desaparecen las diferencias entre lo masculino y lo femenino, donde cada niño puede construir su propia identidad independientemente del sexo con el que nació, donde la masturbación y las relaciones sexuales homosexuales son parte del autoconocimiento y contribuye a la formación de la propia identidad”.

En octubre de 2016, durante una conferencia de prensa en el avión al volver a Roma tras su visita apostólica a Georgia y Azerbaiyán, el Papa Francisco señaló que adoctrinar niños con ideología de género es una maldad.