Las paradas de autobús y metro de Navarra y el País Vasco amanecieron el martes 10 de enero con una insólita publicidad en la que se muestra a “niños con vulva y niñas con pene”, la primera campaña de la Asociación de Familias de Menores Transexuales del País Vasco.

Facebook censuró la publicación por tratarse de desnudos integrales.

ADVERTENCIA: La imagen puede herir la sensibilidad del lector

Un donante anónimo ha dado más de 30.000 dólares a la asociación de Familias de Menores transexuales del País Vasco, (Chrysallis) para lanzar la campaña publicitaria en 150 marquesinas de autobús y metro con el lema: “hay niñas con pene y niños con vulva. Así de sencillo”.

El donante anónimo, neoyorkino de origen vasco, y “alto cargo del mundo de las finanzas”, decidió dar el dinero tras ver un reportaje sobre el primer material didáctico específico para trabajar en las aulas la transexualidad con menores y que actualmente está traducido a ocho idiomas.

1484056296_276306_1484056450_noticia_normal

Los carteles son el dibujo de cuatro niños desnudos en los que se ve niños con genitales femeninos y niñas con genitales masculinos. Y apuntan que “la mayoría sufre cada día porque la sociedad desconoce esta realidad”.

Durante el primer día de la campaña, Facebook pidió modificar el cartel porque incumple la normativa de la red social al mostrar desnudos integrales.

Según un estudio publicado en el Journal of Adolescent Health realizado en Boston, Estados Unidos, en 2015 sobre una muestra de 180 jóvenes transexuales y otros 180 que no lo son; concluyeron que los transexuales tenían una probabilidad de dos a tres veces mayor de sufrir trastornos mentales, depresión, ansiedad, pensamientos suicidas, intentos de suicidio así como autolesiones.

Además, el Colegio Americano de Pediatras declaró que “hasta un 98% de niños con género confuso y hasta un 88% de niñas con género confuso aceptan finalmente su sexo biológico tras pasar la pubertad de forma natural”.

Comentarios

comentarios