Enrique Peña Nieto, presidente de México / EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, vuelve a la carga en su intención de legalizar el matrimonio gay en el país. Y lo hace a través de una iniciativa legislativa que incluye la imposición de la ideología de género al dictado de los postulados LGTB.

La iniciativa del presidente mexicano que niega el derecho de los niños a tener un padre y una madre se debatirá en el parlamento este miércoles después de que la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados confirmara este punto sobre la polémica iniciativa.

Cabe recordar que este intento de aprobar el matrimonio gay tuvo una fuerte oposición desde las calles donde dos millones de mexicanos en diferentes jornadas dijeron ‘no’ a la ley que pretende igualar al matrimonio natural con el homosexual. Las marchas del 10 y el 24 de septiembre supusieron el movimiento social más importante que se haya producido nunca en la historia de México.

Asimismo la plataforma CitizenGo ha lanzado una alerta para frenar la intención del presidente mexicano de imponer los postulados del lobby LGTB.  Además recientemente esta misma plataforma depositó en el Congreso casi 600.000 firmas en defensa de la familia.

El posible respaldo del PRI

Al firmar esta campaña se enviará un correo electrónico a los siguientes diputados de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados que deberán de votar el asunto este miércoles: al presidente Guadalupe Acosta Naranjo; a las secretarías: Marco Antonio Aguilar Yunes, Edgar Castillo Martínez, Braulio Mario Guerra Urbiola, Yulma Rocha Aguilar, Apolinar Casillas Gutiérrez, José Hernán Cortés Berumen, Javier Antonio Neblina Vega, Ángel Alanis Pedraza, Omar Ortega Álvarez, Lorena Corona Valdés, Victor Manuel Sánchez Orozco y al diputado Virgilio Dante Caballero Pedraza.

El presidente de la Comisión, Guadalupe Acosta Naranjo (PRD), ya ha señalado que espera que la iniciativa cuente con el respaldo del PRI: “El proyecto de dictamen viene en sus términos y no le quitamos ni le pusimos una coma a la iniciativa que remitió el presidente de la República. Y yo espero que el PRI, que es el partido que acompaña al Presidente de la República, venga y respalde la iniciativa del presidente y podamos ampliar nuestros derechos a nivel nacional”.

CitizenGo recuerda que su oposición a la iniciativa de Peña Nieto se debe, en primer lugar, a que desnaturaliza el matrimonio al pretender blindar constitucionalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo, quebrando la necesaria complementariedad.

En segundo lugar porque priva a los niños del derecho de un padre y de una madre al abrir la puerta a la adopción gay. Y en tercer lugar porque obliga a las escuelas a adoctrinar en ideología de género provocando confusión en su identidad sexual y contraviniendo el derecho de los padres a educar a nuestros hijos conforme a nuestros principios y valores, derecho recogido en todos los tratados internacionales de derechos humanos de los que México es signatario.

Fuente: Actuall