Pedro Pablo Kuzcynski, presidente del Partido por el Kambio de Perú /EFE - Ernesto Arias

El pasado 21 de octubre, el recién elegido presidente Pedro Pablo Kuczynski, consagró el Perú al Sagrado Corazón de Jesús en el curso del Desayuno Nacional de Oración que se convoca en esta nación desde 1985.

De forma solemne, el presidente proclamó: “Con la autoridad que se me ha otorgado, hago un acto de consagración de mi persona, mi familia y la República del Perú, al amor y protección de Dios Todopoderoso a través de la intercesión del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María”.

Esta proclamación, sin embargo, entra en flagrante contradicción con la defensa de determinados postulados defendidos por el propio Kuczynski antes y después de las elecciones y por las acciones de su equipo de Gobierno.

Apoyo al lobby LGTBI 

El Plan de Gobierno con el que ‘Peruanos por el Kambio’, el partido de Kuzynski, se presentó a las pasadas elecciones, está trufado de referencias a la agenda del lobby LGTB. Según un informe del Population Research Institute publicado en enero de este año, dicho plan recoge todas las propuestas realizadas en los cinco años previos por estos grupos.

Propone una ley de crímenes de odio que se aplicará a los defensores de la familia

En concreto, la propuesta de una ley de crímenes de odio, en la que sea una agravante especial la motivación de “orientación sexual”, la cual, se aplicará a cualquier defensor de la familia que no quiera que sea equiparada con otro tipo de formas de convivencia.

Kuzynski también incorporó a su programa electoral la propuesta de “incluir los derechos de las personas LGTBI en el nuevo plan de Derechos Humanos y en el Plan Nacional de Educación en Derechos y Deberes Fundamentales.

No en vano, en el Currículo Nacional de Educación Básica aprobado recientemente por Kuzynski y que entrará envigor en 2017 está repleto de conceptos alimentados por la ideología de género y el lobby LGTBI.

ppk-lamula

Al tiempo, el PPK se postula como defensor de una suerte de unión civil, defendida como la mera unión patrimonial a diferencia de la unión matrimonial, pero que en la práctica, al igualarla también a las uniones de hecho entre hombre y mujer, conllevaría prácticamente las mismas características y derechos del matrimonio, incluida la adopción de menores. 

Por otro lado, el propio Kuzynski, se unió a las reivindicaciones del llamado día del Orgullo Gay en Perú, con un mensaje de apoyo en Twitter que incluía la etiqueta mundial escogida para tal ocasión.

ppk-tuit-03112016

Aborto y anticoncepción

Desde que llegó al Gobierno, Kuczynski ha promocionado el uso de la píldora del día después, potencialmente abortiva; ha aprobado una nueva pastilla abortiva (acetato de ulipristal), que actúa hasta dos semanas después de la fecundación; y ha habilitado el reparto indiscriminado de anticonceptivos de todo tipo (píldoras, implantes, inyecciones, DIU, preservativos, etc.) a menores desde los 12 años sin conocimiento de sus padres y por manos de personal no médico.

Pero antes de alcanzar el poder, Kuczynski ha sido capaz de mostrarse tan ambiguo como contradictorio en lo que se refiere al derecho a la vida.

Ya en 2011, después de asegurar “yo me opongo al aborto”, se vio obligado a firmar un Compromiso Ético en cuyo segundo apartado se puede leer: “Defender el derecho a la vida del nonato […] no aceptando la legalización del aborto, excepto en casos en que peligra la vida de la madre”.

El presidente es defensor de la vida… pero con condiciones: se puede abortar en caso de violación

De cara a las elecciones de este año 2016, y tras el archivo de la ley de despenalización del aborto en caso de violación por parte de la Comisión Constitucional del Congreso, Kuczynski aseguraba: “Nosotros creemos en la vida. Eso es lo importante. No, no creemos en el aborto”.

¿Qué sucedió a continuación? Que preguntado por el aborto en caso de violación Kuczynski aseguraba, sin rubor: “El caso de la violación es obviamente dintinto, ¿no?”.

En este sentido, el PPK junto a otros dos grupos políticos presentó, sólo nueve dias antes del Desayuno de Oración, una iniciatitva para despenalizar el aborto en caso de violación.

Fuente: Actuall