Desmembración de un bebé durante un aborto / Youtube

El aborto se basa siempre en una mentira. En Estados Unidos al sentencia que dio visto bueno al aborto y tras la cual se han perpetrado cientos de miles de ellos se basó en una mentira: Norma McCOrvey afirmó que había sido violada, y que quería deshacerse de su hijo, y años después reconoció que habían orquestado una mentira junto a sus abogadas para conseguir que la Corte aceptara el aborto.

En los centros abortistas muchas veces mienten sobre la edad gestacional, sobre el estado psicológico de la mujer, sobre el número de abortos que practican o escondiendo muchos de ellos que no se declaran: pero sobre todo en los centros abortistas se miente a la mujer. Porque ocultar la verdad es mentir, y a la mujer se le ocultan muchas cosas cuando llega a un centro que se dedica al oscuro negocio del aborto

A la mujer no le cuentan lo que es un aborto, ni cómo se le va a practicar, ni los efectos que puede provocar en ella

Nadie le cuenta lo que es un aborto y cómo se le va a practicar, ni los efectos que este puede provocar en ella. Tampoco le informan de todas esas otras opciones que puede elegir ni de la cantidad de ayudas que otros le pueden ofrecer. No les interesan porque el negocio pierde, y a ellos lo único que les importa es eso, el dinero.

Pero sobre todo le ocultan todo aquello que huela a vida. Se aseguran de que no vean a su hijo moviéndose, evitan utilizar términos como madre, hijo, vida, etc. Y sobre todo evitan a toda costa que las madres sepan que allí, entre esas paredes frías y el silencio de los verdugos, el corazón de su hijo dejará de latir.

La Ambulancia Vida en las inmediaciones del abortorio Dator
La Ambulancia Vida en las inmediaciones del abortorio Dator

El proyecto Ambulancia Vida quiere mostrarle a las mujeres la verdad. No sólo la verdad del aborto, que también, sino la verdad de lo que lleva dentro: que hay un corazón que late, el de de hijo, y  que si nadie se lo impide seguirá latiendo por mucho tiempo junto a ella.

Sin presiones, sin hostilidades, sin culpabilizar ni juzgar a la mujer, este proyecto quiere ser una luz de esperanza en medio de la oscuridad en la que se encuentra antes de abortar. Gracias a todos los que lo habéis hecho posible.

Fuente: Actuall