La Defensoría del Pueblo expresó hoy su total respaldo a la agenda del lobby gay, con un  informe que demanda al Estado Peruano reconocer “la identidad de género de las personas trans” e incluir en el Código Penal “expresamente la orientación sexual e identidad de género como categorías prohibidas de discriminación”.

En su nota de prensa 143/OCII/DP/2016, asegura que el Defensor del Pueblo, Eduardo Vega Luna, “ha recomendado al Congreso de la República la aprobación de una ley que reconozca la identidad de género de las personas trans y la modificación del Código Penal para incluir expresamente la orientación sexual e identidad de género como categorías prohibidas de discriminación”.

“Asimismo, se ha recomendado al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que se les incorpore en el próximo Plan Nacional de Derechos Humanos”.

El Defensor del Pueblo ha recomendado además al Ministerio de Salud “incrementar el presupuesto de la estrategia de VIH/Sida para fortalecer las acciones destinadas a favor de las poblaciones más afectadas por esta epidemia, así como implementar servicios específicos en salud sexual, reproductiva y mental”.

LEA TAMBIÉN: SÓLO UN 2% DE LOS NORTEAMERICANOS SON GAIS, PERO REPRESENTAN EL 55% DE LOS CONTAGIOS DE SIDA

Al INEI, el Defensor del Pueblo “recomendó” incluir “la temática de orientación sexual e identidad de género en encuestas y censos para contar con información que permita desarrollar políticas públicas a su favor”.

“De igual modo, se recomienda desarrollar acciones de capacitación para policías, fiscales y jueces en materia de igualdad y no discriminación por orientación sexual e identidad de género, producir datos estadísticos para conoces sus necesidades, entre otras”.

Es decir, de mano de Eduardo Vega Luna, la Defensoría del Pueblo no es más que un organismo de presión del lobby gay, una ONG más.

¿Hasta cuándo?