La organización abortista Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) invirtió en la última década más de 13 millones de dólares en promover la legalización del aborto en América Latina.

Según documentos legales a los que tuvo acceso ACI Prensa, correspondientes al Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés) que las conoce como “Lobby católico de derecho al aborto”, CDD gastó entre 2002 y 2010, último año disponible de su reporte, 13’716,679 dólares en su programa en América Latina.

Sólo en 2004, Católicas por el Derecho a Decidir envió 5’562,275 dólares a América Latina, y más de 2 millones de dólares fueron destinados a la promoción del aborto en México.

Católicas por el Derecho a Decidir, fundada en 1973, tiene un presupuesto anual de 3 millones de dólares, que obtiene a través de organizaciones que financian abiertamente el aborto, como la Fundación Ford, que les otorgó 300 mil dólares en 2011, la Fundación William y Flora Hewlett, que les otorgó 600 mil dólares en noviembre 2011 para un periodo de 24 meses y la Fundación MacArthur, que les dio 275 mil dólares entre 2009 y 2012.

Otra de las conocidas organizaciones que financia a Católicas por el Derecho a Decidir es la Fundación Playboy, creada por su revista homónima, famosa por sus contenidos pornográficos.

CDD busca a nivel internacional, con especial fuerza en países con importante presencia católica y América Latina, confundir a los fieles y fomentar entre ellos el aborto, la anticoncepción, esterilización, la homosexualidad, el feminismo radical y las doctrinas New Age.

En Estados Unidos, la portavoz de la Conferencia de Obispos Católicos de ese país, Mary Ann Walsh, aseguró al diario The Washington Times en octubre de este año, que “Católicas por el Derecho a Decidir no es una organización católica. Nunca lo ha sido y se creó para oponerse a la posición católica sobre el aborto”.

En consulta de ACI Prensa a la Comisión de Laicos de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), esta aseguró que a CDD no se le conoce participación en ningún tipo de asociación o movimiento laical ni pertenencia a parroquia católica alguna.

La sede central de Católicas por el Derecho a Decidir se encuentra en Washington D.C., sin embargo ha repartido sus oficinas en Perú, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, México, El Salvador, Nicaragua, Paraguay y España.

Su presupuesto promedio anual para sus proyectos abortistas en América Latina se estima en 1 millón 200 mil dólares.

Fuente: aciprensa