Movilizaciones de la Plataforma por la Vida y la Familia boliviana /Facebook

Todo está listo en Bolivia: respondiendo a la llamada de las 154 organizaciones cívicasintegradas en la Plataforma por la Vida  y la Familia, los ciudadanos cuentan las horas para marchar esta tarde masivamente por las calles de Santa Cruz de la Sierra –mayor ciudad y motor económico del país-, para expresar la firme decisión ciudadana “en defensa de nuestra cultura familiar” y urgir la anulación de la Ley 807 de Identidad de Género, señalan los convocantes.

Esta norma, recientemente promulgada y que entrará en vigor en tres meses, permitirá entre otras cuestiones el cambio de sexo en el documento oficial de identidad.

La plataforma alerta de que “forma parte de un nuevo ataque de la ideología de género quequiere imponer su agenda en Bolivia para finalmente conseguir la aprobación del pseudomatrimonio gay”.

“Los ciudadanos no permitirán que la familia sea víctima de grupos minoritarios que quieren imponer una agenda radical”, dicen los organizadores de laprotesta

La Marcha se iniciará a las 17:00 horas en el Monumento al Cristo Redentor, para proseguir luego hasta la Plaza principal 24 de Septiembre, bajo el lema Vamos por la familia natural. El vídeo de la convocatoria puede verse aquí.

Los ciudadanos no permitirán que la familia sea víctima de grupos minoritarios que quieren imponer una agenda radical. Estimados legisladores: No cedan ante presiones de organismos internacionales que pretenden implantar en la sociedad la ideología de género a través de leyes que condicionan la ayuda económica a los países en vías de desarrollo solo si adhieren a esta corriente”, señalan los organizadores.

La campaña estápresente en las redes sociales con la eqtiqueta #VamosPorLaFamiliaNatural y mencionandoal presidente Morales en @evoespueblo

Movilización ante la justicia y en las redes sociales

La Plataforma anuncia además que apoyará todas las iniciativas legales y recursos de inconstitucionalidad que están presentando varias instituciones, “y todo lo que sea necesario para que se anule por completo esta ley atentatoria contra la familia y la sociedad”.

La campaña también se lanza en las redes sociales con la etiqueta ‪#‎VamosPorLaFamiliaNatural, para “que se realice una enérgica protesta digital permanente con millones de familias a nivel nacional, con copia a @evoespueblo”.

Y en las calles, como adelanto a la Marcha de esta tarde y para ir mostrando este compromiso ciudadano, este lunes y martes se han venido celebrado participativas vigiliasen la céntrica Plaza 24 de Septiembre, “para ir concienciando de la importancia de anular esta ley, que amenaza gravemente el futuro de nuestros hijos y nietos”, afirma uno de los líderes de esta manifestación, Víctor Hugo Valda.

Firme compromiso ciudadano por la familia

“No tenemos nada contra de estas personas, pero sí contra las leyes que imponen derechos que no existen, como el derecho al cambio de sexo. Un colectivo minoritario no puede imponer sus ideología sobre el 97% de la población boliviana”, añade Valda, quien denunciatambién la falsa campaña desatada por el lobby gay para tratar de desprestigiar esta convocatoria como “discriminatoria”.

“Esta Ley amenaza la base misma de la sociedad: nuestras creencias, nuestros valores y nuestras familias”, coincide el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Róger Montenegro, “sorprendido” por la rapidez con la que el Gobierno aprobó una norma “basada en la antropología individualista del neoliberalismo radical, que contrasta con los valores de la sociedad boliviana y, especialmente, con los de los pueblos indígenas”.

“Estamos en una situación de emergencia por la Ley de Identidad, queremos que los niños se críen bajo el concepto de familia”, subraya Jenny Atalá, presidenta del Comité Cívico Femenino

En este sentido, el líder ciudadano subraya las presiones ejercidas por el poderoso lobby gay de EEUU: “Llama la atención que el Estado haya aprobado una ley enmarcada en la ideología de género ideada y desarrollada en universidades estadounidenses. Cabe subrayar que los activistas de esta ideología tienen una capacidad muy grande de cabildeo o incidencia política y están respaldados por ingentes cantidad de dinero del norte”, denuncia.

“Pedimos a la población que se una a la movilización, estamos en una situación de emergencia por la Ley de Identidad, queremos que los niños se críen bajo el concepto de familia, como ser padre y madre”, exhorta por su parte la presidenta del Cómite Cívico Femenino, Jenny Atalá.

Numerosos colectivos cristianos se han adherido a esta denuncia y a la Marcha, comenzando por los católicos. El pasado 24 de mayo, el obispo de Oruro, monseñor Cristóbal Bialasik, afirmaba que “esta ley es realmente una ofensa” a la nación boliviana. “Es un atentado a su identidad, sus valores y la existencia de los pueblos originarios de la nación”, concluía.

“Nos preocupa la Ley de Identidad, es una amenaza para nuestros hijos, tenemos miedo que luego en el colegio les enseñen que el sexo no importa y que es normal que entre personas del mismo sexo vivan juntos criando a niños”, concluye por su parte el presidente de la Asociación Cristiana Evangélica, Víctor Palma.

Fuente: Actuall